<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d16055240\x26blogName\x3decoenergia\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ecoenergia.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ecoenergia.blogspot.com/\x26vt\x3d-1494272480649558441', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

ecoenergia

sobre energías renovables, eficiencia energética y otras menudencias

Permafrost y gases de invernadero


Sigo metiendo miedo a los lectores de esta bitácora.

Hace un par de días escribí sobre el metano acumulado en los helados fondos marinos. Pero con el permafrost pasa algo parecido.

En las zonas más frías del planeta hay una capa de hielo bajo el suelo, que en zonas como la tundra es permanente. Esta capa se llama permafrost. Según la Wikipedia, se estima que un 20% del suelo del planeta tiene permafrost permanente, permafrost temporal o hielo glaciar.

Al parecer el calentamiento global está deshelando el permafrost, que es rico en gases de efecto invernadero, como CO2 y metano.

Citando el artículo de la anotación anterior:

Alaska, que está casi totalmente cubierta por permafrost –suelo permanentemente helado—está viendo como carreteras y otras estructuras humanas se desmoronan al fundirse el permafrost. (...) Mediciones en Alaska del norte a principios de los años 70 mostraron que los suelos de la tundra absorbían más CO2 que el que liberaban. Veinte años más tarde, mediciones en la misma región mostraban que los suelos de la tundra liberaban más CO2 del que absorbían.

Este es un aspecto vital: el carbono que contiene el permafrost de la tundra septentrional corresponde a un tercio de todo el carbono que flota en la atmósfera, según el biólogo de la Universidad de Michigan, George W. Kling, que trabaja en un estudio de la Fundación Nacional para las Ciencias sobre una extensión de tundra de 8.100 kilómetros cuadrados en la Ladera Norte de Alaska. "Nuestros últimos datos muestran que el Ártico ya no es un nicho seguro para el carbono. En algunos años, la tundra agrega tanto o más carbono a la atmósfera que el que quita. Lo que preocupa es lo que pasará en el futuro a medida que aumente el calentamiento global, y la fusión del permafrost exponga más de este carbono enterrado a que sea liberado a la atmósfera."40 La perspectiva alarmante es que la acumulación de gases que atrapan el calor pudiera acelerarse aunque las emisiones se estabilizan.
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »

» Publicar un comentario