<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d16055240\x26blogName\x3decoenergia\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ecoenergia.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ecoenergia.blogspot.com/\x26vt\x3d-1494272480649558441', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

ecoenergia

sobre energías renovables, eficiencia energética y otras menudencias

Uso doméstico de la biomasa


Nos calentamos quemando leña desde hace milenios. En estos tiempos modernos miramos de nuevo la biomasa como una fuente de energía que nos permite estar en equilibrio con la naturaleza.

Las estufas y calderas de leña han evolucionado. Se han vuelto más eficientes.

A nivel industrial se puede quemar cualquier cosa (virutas de madera, hueso de aceituna, restos de poda…), pero a nivel doméstico hay que ser más práctico.

La alternativa ecológica para sustituir al gas o al gasoil en el ámbito doméstico son los pellets de madera. Los pellets son pequeños cilindros compuestos por restos de madera (ver imagen), fáciles de almacenar y transportar. Son más seguros que el gasoil, porque al ser sólidos no se derraman. Aunque lo parezca, no incluyen ningún tipo de pegamento.

Las estufas y calderas de pellets incluyen un sistema de alimentación automático, con algún tipo de termostato que regule el suministro de pellets. En la imagen puede verse una estufa de este tipo:

  • (1) – Tolva donde se almacenan los pellets.
  • (2) – Tornillo sin fin que desplaza los pellets al hogar (3) donde se queman.
  • (4) – Turbina para proporcionar aire.
  • (5) – Salida de aire caliente para calefacción.
  • (6) – Turbina para evacuación de humos.

La estufa es bastante compacta y la salida de humos va bien con una chimenea de poco diámetro. Algunas estufas tienen la posibilidad de producir agua caliente, que puede servir para calefacción y agua caliente sanitaria.

Además de las estufas están las calderas, que pueden ser muy parecidas a las calderas de gasoil, aunque hay otras tecnologías más específicas.

Comparemos los pellets con el gasoil:

  • Para almacenar la misma cantidad de energía, los pellets ocupan 3 veces más que el gasoil. Se requiere más espacio para almacenarlos o un suministro más frecuente.
  • Usando cifras aproximadas, para comprar la misma cantidad de energía, el gasoil es un 60 % más caro que los pellets.

El gran problema de los pellets es el suministro. Mientras que el gas y el gasoil tienen formas de suministro bien establecidas, no pasa lo mismo con los pellets.

Hay establecimientos especializados donde es posible adquirir los pellets en sacos de 15 kg. Pero para instalaciones con una demanda elevada de calefacción resulta poco práctico.

En los países del norte de Europa hace varios años que los pellets se suministran a granel en camiones. Los usuarios hacen silos para almacenarlos y con sistemas automáticos se alimentan las calderas. Un ejemplo aquí.

Todavía los precios de las calderas son altos, pero esperemos que con las subvenciones que recibe la biomasa se extienda su aplicación.

Las estufas de leña sencillas también cuentan con subvenciones.
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »

» Publicar un comentario