<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d16055240\x26blogName\x3decoenergia\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ecoenergia.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ecoenergia.blogspot.com/\x26vt\x3d-1494272480649558441', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

ecoenergia

sobre energías renovables, eficiencia energética y otras menudencias

El Pais: el petróleo se agota

En el periódico El Pais se ha publicado una serie de artículos titulado "El petróleo se agota". Es un poco extenso, pero os recomiendo que lo leais.

Estos son los vínculos en edición digital:


Suponiendo que el reportaje sea riguroso, resulta bastante inquietante. Extraigo algunos párrafos:

"El incremento sostenido de la demanda de energía va a provocar una enorme tensión por la dificultad de satisfacerla con las fuentes ahora disponibles", explica Marcel Coderch, secretario de la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos, una entidad que promueve el uso de energías alternativas y el ahorro energético. "La propia Agencia Internacional de la Energía (EIA, en sus siglas en inglés) estima que en el periodo 2002-2030 la demanda de energía primaria crecerá casi un 60% y que se doblará el consumo de electricidad. La previsión es que el 85% del incremento de la demanda se cubra con combustibles fósiles, es decir, con petróleo, gas natural y carbón, pero eso implica aumentar también en un 62% los actuales niveles de emisiones de CO2, algo que el sistema climático del planeta no va a poder soportar".

(...)

Mariano Marzo repite en sus conferencias una frase contundente que deja al auditorio encogido: "Señores, el petróleo barato, abundante y para todos se ha terminado". Los mercados ya lo tienen claro y por eso es cada vez más caro. "De hecho ya han comenzado las carreras por situarse en una posición favorable ante los proveedores", insiste. "Todos los países tratan de diversificar sus fuentes, todos corren a asegurarse contratos de suministro y en esta estrategia se sitúa no sólo el control político de Oriente Medio, sino también las tensiones desestabilizadoras en países como Venezuela o Guinea, donde se presume que hay reservas por explotar".

(...)

¿Qué alternativas hay? Hasta ahora, los países que han diversificado sus fuentes energéticas han recurrido al gas natural y al carbón. España no posee carbón de calidad de modo que ha apostado por el gas, que importa básicamente de Argelia. Pero ambos combustibles tienen el mismo problema que el petróleo: emiten gases de efecto invernadero y las reservas, aunque mayores, también son limitadas. En resumen, al ritmo de consumo actual, habría reservas de petróleo para unos 40 años, de gas para unos 70 y de carbón para unos 200. Pero será mejor no llegar a agotarlos, a no ser que dejen de contaminar. Existen programas para desarrollar tecnologías de secuestro de CO2. "Se trata de capturar el dióxido de carbono que emiten las centrales por la vía de licuarlo. Esta tecnología permitiría usar carbón, que es el combustible del que quedan más reservas y el que está más diversificado geográficamente. Pero no es sencillo y plantea además el problema de dónde almacenar el CO2 secuestrado. Pero debería investigarse más en ello", indica Marcel Coderch.

Las esperanzas a largo plazo están puestas en la fusión nuclear, pero mientras esta expectativa no se confirme y sea operativa, algo que no ocurriría antes de 2030, sólo hay dos tipos de energías que no producen emisiones perniciosas para la atmósfera, las renovables (eólica, solar, biomasa) y la nuclear.

(...)

"La investigación se dirige ahora no a que las nucleares sean más seguras, que ya lo son, sino a que los mecanismos que las hacen seguras estén incrustados en la ingeniería de la propia planta, de manera que su aplicación no dependa del factor humano o de mecanismos electrónicos. Es lo que llamamos la seguridad pasiva, que funciona de forma automática, siguiendo las leyes de la física", explica Enrique González. ¿Por ejemplo? "Supongamos que se produce un recalentamiento de una zona. Ahora tenemos sistemas de alarma y mecanismos electrónicos que bombean el agua en un proceso que a veces requiere la intervención de operarios. En la seguridad pasiva, el diseño de la planta incluye mecanismos para que se active un dispositivo físico de modo que el agua cae por el mero efecto de la gravedad. Se trata de eliminar dependencias e incertidumbres. El reactor europeo de agua a presión (EPR) que se construye en Finlandia ya incorpora elementos de este tipo".

(...)

El movimiento ecologista rechaza que para producir hidrógeno se utilicen combustibles fósiles o energía nuclear y proponen usar energías renovables. Estados Unidos ha apostado con fuerza por la economía del hidrógeno. La UE también, pero a diferencia de Estados Unidos, que pretende obtenerlo con energía nuclear o combustibles fósiles, intentará producirlo sólo con energías renovables.

(...)

Nadie apuesta abiertamente por lo nuclear. Pero nadie descarta que pueda ser necesaria como energía de transición. "Alguien tiene que hacer las cuentas y decirle a la opinión pública qué alternativas tiene realmente. Hay que abrir un debate transparente y en profundidad", sostiene José Ignacio Pérez Arriaga, autor del Libro Blanco sobre la Energía presentado en julio pasado. "Es evidente que estamos ante una crisis energética sin precedentes y que nuestro modelo económico tiene graves problemas de sostenibilidad: estamos agotando rápidamente las reservas fósiles, la producción de energía tiene un impacto ambiental enorme y además un tercio de la humanidad no tiene acceso a las formas modernas de energía, lo cual comporta una espiral de pobreza y migración. En los tres niveles vamos a peor, de modo que es urgente tomar decisiones. En mi opinión, por este orden de prioridad: aumentar el ahorro y la eficiencia, desarrollar al máximo las energías renovables y potenciar la investigación de mejoras tecnológicas como la fusión, la captación de CO2, la tecnología del hidrógeno y la transmutación nuclear".

(...)

"El hecho de que las energías renovables no estén en condiciones de responder ahora a las necesidades energéticas no debe significar de ningún modo que se aparquen", afirma Gómez-Romero. Efectivamente es más fácil apostar por las nucleares, pero sería un error no seguir invirtiendo en mejorar las renovables. Hay un peligro: que la urgencia nos haga tomar caminos equivocados. Que hipertrofiemos la tecnología que ya tenemos, la nuclear, y aparquemos las posibles alternativas. Yo no cerraría las nucleares, porque las vamos a necesitar. Incluso es posible que tengamos que construir alguna más. El problema se va a hacer tan urgente, a base de inoperancia y dejadez por parte de quienes han de decidir, que al final no va a haber otro recurso que la nuclear. Pero la nuclear no puede ser la solución del futuro. En todo caso, sería una energía de transición".

"Es que el problema, tal como está planteado, no tiene solución. Hay que cambiar el planteamiento. La única solución es evitar que la demanda crezca tanto, renunciar a un modelo económico que exige un consumo tan intensivo de energía y reducir las expectativas de crecimiento económico al que puedan proporcionar las fuentes renovables, invirtiendo al máximo en su desarrollo para que puedan ir sustituyendo el uso de combustibles fósiles", defiende Marcel Coderch. En esta línea se sitúa la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos (www.crisisenergética.org).

| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »

Blogger Bicholoco

Pienso que, en cuanto empiece a escasear el petroleo, subira de precio.
Entonces las empresas invertirán mucho más dinero en buscar nuevos pozos.
Y eso está ocurriendo ya.    



Blogger elalez

Pero si son pozos profundos o con petroleo de mala calidad, el coste del combustible subirá mucho.

Aunque a lo mejor se encuentran nuevos pozos muy productivos. Quién sabe.    



» Publicar un comentario